Andrés Olazábal, creador de Strawberry Streets

Este año arrancamos la edición de Open Collective en español. Estaré escribiendo artículos sobre personas trabajando en proyectos con el fin de cambiar la realidad para bien.

Para esta primera publicación entrevisté a Andrés Olazabal de “Strawberry Streets, un proyecto que busca potenciar artistas jóvenes para que se conviertan en elementos de la transformación urbana. Para esto hice unas cuantas preguntas que nos permiten entender más a fondo la visión de Andrés.

¿De qué trata Strawberry Streets?

El proyecto nació con la idea de conectar dos mundos: a artistas urbanos con el sector de la población que tiene el poder adquisitivo para apoyarlos económicamente. En todo el mundo estos dos grupos son muy diferentes y se encuentran muy distanciados. El objetivo es conectarlos a través del arte. Mediante el arte urbano se puede empoderar a los artistas locales para resolver problemas en zonas marginadas tanto sociales, culturales y de seguridad. Estoy empezando a actuar de manera local pero siempre con una visión global. El haber crecido en México me puso en contacto con un gran número de problemáticas sociales y urbanas que considero se pueden abordar mediante intervenciones artísticas en espacios públicos.

“Creo que el arte urbano, junto con la psicología del color son una buena herramienta para crear un impacto positivo en la vida de quienes habitan las calles.”

Ahora que vivo en Madrid he pensado más y más en construir una plataforma para conectar artistas madrileños con artistas tapatíos para fomentar el intercambio cultural entre ciudades. Espero de esta manera beneficiar tanto a España como a México compartiendo el talento artístico en las calles.

Mural más grande de México creado por grupo Germen

¿Eres la primera persona involucrada en el proyecto o colaboras con otras personas?

De momento soy sólo yo en Strawberry Streets pero he tenido la oportunidad de colaborar con colectivos en Madrid y Guadalajara. Esto me ha dado una visión amplia de cómo funciona el sector en dos ciudades tan distintas para así encontrar una metodología que sea ejecutable de manera efectiva en ambos sitios. Mi visión es ser el contacto entre ambos continentes para llevar a artistas a ambos lados del Océano Atlántico y solucionar problemáticas puntuales.

¿En qué enfocas tu tiempo a este proyecto?

Mi día a día en su mayoría es de investigación y análisis sobre el mundo del arte urbano. Me informo sobre proyectos que se ejecutan en diferentes partes del mundo y el impacto que estos tienen. Al igual que esto, investigo sobre colectivos y asociaciones tanto en España como en México que tengan una misión parecida a la mía. Suelo reunirme con colectivos en Madrid para intercambiar conocimientos y buscar una posible colaboración. Últimamente también me he dedicado a identificar a artistas españoles y latinos que residen en Madrid y me he reunido con unos cuantos para conocer su interés sobre mi proyecto. La mayoría de los artistas emergentes están muy interesados en involucrarse con Strawberry Streets.

Parte de mi objetivo es apoyar a artistas que están empezando para que más personas sigan su trabajo. Actualmente estoy colaborando con una asociación en Guadalajara llamada “Todos Dejamos Huella” la cual ha puesto alrededor de 10 esculturas en zonas estratégicas de la ciudad. Estas esculturas en forma de origami son un lienzo para artistas urbanos. Una vez al mes las interviene un artista diferente. Al finalizar el mes, se pinta de blanco y la pinta un artista nuevo. Estoy buscando traer ese proyecto a España. Por el momento he hablado con colectivos en Madrid, Barcelona y Murcia para hacer esto posible.

Intervención realizada en la Galería Urbana de Guadalajara, Jalisco, Wixárika en el año 2015.

Este 2018 me estoy enfocando a involucrar a empresas privadas para que se sumen a apoyar el arte urbano viéndolo como una estrategia de marketing no convencional. La idea es que inviertan dinero en arte público y a su vez se vean beneficiadas las empresas con su aportación al posicionarse en el mercado con su responsabilidad social. A corto plazo estoy documentando obras de arte urbano que me encuentro mientras camino por el mundo en la cuenta de Instagram de Strawberry Streets y estoy por construir un sitio web para darnos a conocer.

¿Qué fue lo que te inspiró a empezar este proyecto, esta idea de intervenir las calles con arte?

Siempre me ha gustado el arte, mi abuelo me lo inculcó desde la infancia, pero nunca exploté mi potencial. Terminé estudiando Marketing. Creo que un punto intermedio entre la publicidad y el arte es lo que define el proyecto de Strawberry Streets. Cuando estaba estudiando tuve una crisis existencial ya que durante un semestre llevé una clase de Ética y me hizo cuestionar el cómo, desde mi disciplina, podía hacer el bien para la sociedad. Veo que la corriente del arte urbano y el Marketing 3.0 está en crecimiento.

“Los consumidores ya no sólo le exigen a las marcas mejor calidad y precio; las personas quieren que sus marcas se involucren de alguna manera con los problemas que enfrentamos hoy en día.“

Buscamos marcas socialmente responsables. Creo que intervenir las calles con apoyo de las marcas es un win-win para todos.

Foto de Ashim D’Silva en Unsplash

¿Por que decidiste usar Open Collective para Strawberry Streets?

De entrada ví el video que me compartieron de Pía (co-fundadora de Open Collective) presentando el proyecto y me dió muy buen feeling. Creo que la visión de Open Collective es de primer mundo. Al finalizar el vídeo leí comentarios de que era demasiado utópico pero creo que las grandes ideas en la historia de la humanidad han empezado siendo “imposibles”. Me llamó muchisimo la atención el enfoque en la transparencia en la administración de recursos y la idea de crear una comunidad con un mismo objetivo. Me gusta rodearme de personas que creen en lo que yo creo, aportando cada quien desde su disciplina, enfocado a una misión en común. Todos los colectivos que veo en Open Collective tienen un sentido de ayudar al prójimo y eso me llama mucho.

¿Por qué crees que la gente debería contribuir a Strawberry Streets económicamente?

Inicialmente los ciudadanos de Guadalajara y Madrid que contribuyan al proyecto lo verán reflejado poco a poco en las calles. Es muy tangible el impacto que buscamos tener. Creo que la gente puede tener un sentido de pertenencia al saber que en una calle se pintó un mural gracias a la suma de sus contribuciones, mismas que son reflejadas en el perfil del colectivo. Creo que vivimos en un momento donde nos estamos separando demasiado unos con otros entre clases sociales, religiones, y países; el arte es un lenguaje universal que nos une a todos.

“Contribuir para intervenir un espacio público suma valor en la calidad de vida de los habitantes del barrio. Esto también te suma valor como ciudadano en tu día a día.”

En el caso de las marcas, contribuir en la intervención de un espacio público las ayuda a posicionarse y entrar en contacto con su mercado meta. Hay muchas maneras de darle espacio a la marca, ya sea con un logo del patrocinador del mural o de una manera más sutil con el contenido audiovisual que se puede crear sobre la intervención. El contenido digital puede compartirse en redes y atribuirse a la marca. Un ejemplo de esto es una catedral abandonada que se intervino por el artista Okuda San Miguel en la cual también se construyó un skate park. Al proyecto se le llamó “Kaos Temple.” Este proyecto fue patrocinado por Red Bull de una manera muy sutil.

¿Si recibieras el dinero en que se usaría?

Inicialmente necesito recursos para mantener mi sitio web, redes sociales activas y poder difundir la misión de Strawberry Streets a más personas. A mediano plazo los fondos captados se usarán para pagar los viáticos y materiales para traer a artistas mexicanos a Madrid e intervenir un espacio con la idea de fortalecer los lazos culturales entre España y México. Mi ideal sería que nos apoyaran grandes marcas a financiar esto. Hay casos en los que marcas que venden spray apoyan con el material para el artista. Cuando no contamos con apoyo de las marcas podemos hacer uso de los fondos del colectivo para comprar el material.

¿Cuál es tu visión a futuro?

Veo a Strawberry Streets como una plataforma donde los ciudadanos puedan compartir información sobre zonas de su ciudad que les interesa que se intervengan. Lo veo como una herramienta de la cual los gobiernos se puedan apoyar para tomar acción y resolver problemas de tejido social y de naturaleza urbanística de la mano de Strawberry Streets. Me gustaría que se llevara a cabo un programa de inclusión social enfocada en jóvenes que han tenido problemas con la ley y canalizar su energía algo positivo como lo es el arte urbano.

“Me siento muy orgulloso de ser mexicano, pero antes de ser mexicano soy un ciudadano del mundo. Es por eso que mi objetivo a largo plazo es que la plataforma sea una herramienta global.”
Foto por Paul Carmona en Unsplash

¿Algún consejo para quienes quieren involucrarse en un proyecto similar?

De entrada a quien quiera involucrarse en un proyecto similar les recomiendo que estén completamente seguros que eso los mueve, y que no lo hagan por el dinero. El dinero llegará si haces bien las cosas. Si tu motor es la parte económica, no recomiendo que tomes este camino. Hay que rodearse de personas que te suman, amistades y gente de trabajo que le puede aportar al proyecto. Gente que te inspire a explotar tu potencial. Al llegar a un nuevo lugar sirve identificar a personas y grupos que están haciendo algo similar y contactarlos, leer sobre ellos, y de ser posible reunirte con ellos para entender mejor sobre el mundo del arte urbano en esa ciudad en específico.

¿Qué esperas? Si quieres ver más arte urbano en México y España puedes apoyar el collectivo de Strawberry Streets contribuyendo de manera transparente por medio de Open Collective.

Open Collective es una plataforma que ayuda a grupos de personas con una misión en común a captar fondos y administrarlos de manera transparente por medio del internet. Uno de los principales enfoques son los proyectos de código abierto, pero también colaboramos con otros proyectos con impacto social.